Nuevos Datos Ratifican Que el Virus del Zika no Causó Microcefalia

13085233_xl

En tanto termina la temporada de mosquitos y se dispone de más datos, resulta que, a excepción de una región particular en Brasil, el virus del Zika muestra poca o ninguna correlación con una incidencia de microcefalia mayor a la normal.

El prestigioso periódico The Washington Post reporta que “científicos están desconcertados por el paso del Zika por América Latina.”

Citando nuevos datos recopilados por la Organización Panamericana de la Salud, el Washington Post reporta que científicos están centrando su atención en la región noreste de Brasil y ahora “están sospechando que otras causas subyacentes pueden ser las culpables.”

microcefalia

Resulta interesante que estos nuevos hechos solo salgan a la luz después de que el Congreso de Estados Unidos aprobó, y que el Presidente Obama ratificó en ley un gasto de apropiación de 1.1$ billón (1.100 millones de dólares) para combatir el Zika y que incluye $145 millones de “contribuciones a la Organización Mundial de la Salud, al fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, y la Organización Panamericana de la Salud.” Estas organizaciones fueron las mismas en crear el pánico en primer lugar.

En junio, el Presidente Obama y sus compañeros demócratas amenzaron con vetar  la financiación del Zika después de que legisladores republicanos trataron de excluir a Planned Parenthood de este financiamiento. Parece que al final, el Presidente Obama y sus compañeros pro-aborto no sólo convencieron a los republicanos para eliminar está exclusión de Planned Parenthood, sino también para introducir financiamiento para la destrucción de embriones por fertilización in-vitro a través del Departamento de de Veteranos.

Esta ley de gastos pasó con el amplio margen de 342-85 y fue justificada como necesaria para evitar una crisis en año electoral.

Los nuevos datos publicados por la Organización Panamericana de la Salud, que encuentra que no hay relación entre el virus del Zika y la microcefalia fuera de la región noreste de Brasil, llaman a cuestionar los reportes iniciales hechos por la Organización Mundial de la Salud y por otras organizaciones regionales de salud que declaraban en febrero de este mismo año una “emergencia global de salud.”

El anuncio de una posible relación entre el Zika y la microcefalia rápidamente condujo a un bombardeo mediático llamando a la legalización del aborto con el fin de matar a los niños con microcefalia antes de que nacieran, e incluso se le solicitó al Papa Francisco que afirmara que aunque el aborto era un “crimen y mal absoluto” las preocupaciones acerca del Zika podrían justificar anticoncepción en contra de las enseñanzas Católicas. Una organización canadiense pro-aborto que se especializa en proveer abortivos químicos por correo reportó un crecimiento exponencial en las peticiones de abortivos provenientes de Latinoamérica.

Secretaria General de la OEA: Luis Almagro

Secretario General de la OEA: Luis Almagro

A lo mejor ninguna organización internacional fue tan transparente como la Organización de Estados Americanos, que afirmó que la epidemia del virus del Zika representaba una oportunidad histórica para deshumanizar y despojar a los niños no nacidos de su derecho a la vida bajo el pretexto de la preocupación por la autonomía y la salud de la mujer.

Carlos Mercader, un abogado de derechos humanos puertorriqueño especializado en el Caribe y América Latina, enfatizó que “esto es una situación de ganar-ganar para el grupo internacional del aborto. Ellos no creen que el niño en el vientre merece protección, con microcefalia o sin ella, por lo que crean una situación de pánico que lleva a la gente a aceptar el aborto y la esterilización. En Puerto Rico tenemos experiencia de primera mano con esto, aún recordamos cómo nuestras mujeres fueron utilizadas como conejillos de indias y esterilizadas durante el desarrollo de la píldora.  La CDC reporta que la incidencia de microcefalia se da en 1 a 6 casos de cada 5000 nacimientos.  Como se muestra en los datos recién publicados, a excepción de la esquina noreste de Brasil,  ninguna región de América Latina está reportando más casos de microcefalia de lo normal.

Como se muestra en los datos recién publicados, a excepción de la esquina noreste de Brasil,  ninguna región de América Latina está reportando más casos de microcefalia de lo normal. 

“Este es un gran escándalo y nadie está interesado en cubrirlo”, Mercader sostuvo. “¿Cuántos bebés no nacidos fueron asesinados en América Latina debido a esta falsa alarma? ¿Cuántas mujeres que tuvieron Zika estando embarazadas y terminaron matando a sus propios hijos tendrán que vivir sabiendo que sus hijos están muertos porque fueron intencionalmente mal informadas? ¿Alguien se hará responsable? Déjame responderte, no, no sólo no se harán responsables, si no que acaban de recibir un pago de $1.1 billón de parte del gobierno de Estados Unidos. Bienvenidos a la mafia del aborto.”