Escuela católica prohibe entrada a embajador norteamericano y su “marido” homosexual

13043147_810_500_55_s_c1

SANTO DOMINGO, 23 de Marzo, 2016 (LifeSiteNews) – Los carteles prohibiendo la entrada del embajador de Estados Unidos James W. Brewster y su pareja del mismo sexo al colegio de San Juan Bautista han sido retirados, pero sólo por Semana Santa, según el padre Manuel Ruiz, director de la escuela.

“La entrada del señor embajador de los Estados Unidos no está permitida en este Instituto San Juan Bautista”, aparecia escrito en los tres carteles, los cuales fueron colgados a la entrada de la escuela católica en la capital de la República Dominicana el pasado lunes.

La controversia sobre los carteles es sólo la última expresión de la indignación que sienten los líderes católicos y evangélicos protestantes por lo que ven como la promoción de la agenda homosexual del embajador norteamericano James Brewster. Desde el mismo día que fue juramentado como embajador en 2013, el activista LGBT se dedica a hacer campaña con su “marido” Bob J. Satawake.

“Él está violando nuestro derecho cada vez que visita una escuela con su ‘marido’,” comentó Fidel Lorenzo, líder del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica a LifeSiteNews. Dado el hecho que la República Dominicana es un país oficialmente cristiano, esta prohíbida la enseñanza de valores anticristianos en sus escuelas.

Screen_Shot_2015-12-21_at_11.12.38_AM_645_419_55

El lider evangelico describió al director de la escuela San Juan Bautista, el padre Manuel Ruiz, como un aliado permanente en la causa común de prohibir el aborto por completo en la República Dominicana. Tanto el pastor Lorenzo como el padre Manuel Ruiz también comparten su rotunda oposición a que el embajador Brewster visite las escuelas con su pareja homosexual a remolque, cosa que hace para intentar normalizar y promover la homosexualidad.

“No respondemos a él como homosexual. Respondemos a él como un activista por los intereses de otros que sufren de su misma condición”, dijo el pastor Lorenzo. “En ningún momento respeta la Convención de Viena [sobre Relaciones Diplomáticas]”, agregó, haciéndo eco de una reciente carta pública de los obispos católicos del país acusando al embajador Brewster de violar el protocolo diplomático al interferir directamente en los asuntos internos del país. Sin embargo, el gobierno hasta día de hoy no le ha dado apoyo público a los clérigos.

“El embajador y su pareja presentan un modelo familiar a los niños que es incompatible con lo que está consagrado en la Constitución”, escribieron los obispos. Promulgado en 2010 por un gobierno de centro-derecha, la Constitución afirma el matrimonio como el resultado de una “decisión libre entre un hombre y una mujer de contraer matrimonio.” Pero Brewster y Satawake, a través de sus visitas a las escuelas públicas “están tratando de confundir a nuestra juventud y a los niños con un modelo distorsionado de la familia, cosa que muestra un palpable menosprecio a la autoridad de nuestras leyes.”

La disputa se puso más caliente aun cuando Brewster escribió una carta burlándose del principal prelado católico, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, señalando la llegada de un avión militar estadounidense cargado con donaciones para el empobrecido país, y preguntándole sarcasticamente si el cardenal deseaba que los EE.UU. dejasen de “interferir” en todos los asuntos de la República Dominicana.

El cardenal no se mordió la lengua y respondió en una carta que él también hizo pública. “Si fuera por mí, sin duda lo prohíbo,” pues aunque la República Dominicana es pobre, “llevamos nuestra condición de pobreza con dignidad, y no queremos una limosna que nos humille.” El cardenal también acusó Brewster de interferir en las próximas elecciones y de tratar al país como una “república bananera”.

El director del colegio San Juan Bautista, el padre Manuel Ruiz, tiene gran influencia en el país y es amigo personal tanto del cardenal Rodríguez como del presidente Danilo Medina. Ademas de director del colegio, el padre Ruiz era el representante oficial de la iglesia católica dominicana hacia el poder ejecutivo, y como tal disfrutaba de un buen salario, una residencia oficial, y contacto directo y frecuente con el presidente, a menudo acompañándolo en viajes internacionales oficiales.

Sin embargo, cuando el presidente Medina trató de debilitar la prohibición constituciónal sobre el aborto en el 2013, el padre Ruiz renunció al cargo. En ese momento, la Conferencia de Obispos Católicos caracterizó la acción del padre Ruiz como algo personal, lo cual no cambiaría la política oficialista de la Iglesia Católica de colaborar con la administración del Presidente Medina.

El padre Ruiz, esta mas en sintonía con el episcopado en su señalamiento en contra del embajador Brewster. Y cuando su primera señal fue tachada durante la noche con el mensaje “Que joda la intolerancia”, no perdió tiempo en producir una nueva, dejndo la otra, “para que las personas juzguen por si mismas quienes son los intolerantes.” Cuando el nuevo cartel fue tachado produjo un tercer cartel. El padre Ruiz dijo que las escuelas públicas, “nunca deben permitir la visita del embajador y su marido a una escuela “porque va a confundir a los estudiantes sobre lo que constituye una familia.”

Sin embargo, el pasado jueves el sitio de noticias Dominicano CDN.com.do sacó a una breve nota para informar que los carteles que prohíben la entrada al embajador habían sido retirados y sustituidos por una imagen del escudo de armas nacional. Dos explicaciones distintas fueron ofrecidas: los administradores de la escuela comentaron a los reporteros que habían retirado los carteles porque “cuando se consultó acerca de los carteles recibieron una respuesta mixta”, mientras que el mismo padre Ruiz dijo: “Es porque a partir del viernes, la escuela cierra sus clases por el período de Pascua,” y añadió que la escuela “reafirma su rechazo al activismo del embajador James Brewster.”

Mientras tanto, el Consejo Dominicano de Unidad Evangelica presidido por el pastor Fidel Lorenzo llevó sus quejas sobre Brewster directamente a la Casa Blanca en Washington DC, haciendo uso de su mecanismo de peticiones para lanzar un llamamiento al presidente Barack Obama para que retire a su embajador, “por promover principalmente en sus funciones oficiales una agenda LGTB incompatible con los valores culturales cristianos y la tradición de la República Dominicana.” La petición señaló que Brewster había iniciado una Cámara de Comercio LGBT, en violación de la constitución dominicana, y había gastado $1 millón de los fondos de la agencia de ayuda externa USAID para promover causas LGTB y pagar las campañas de activistas LGTB. A los pocos días la petición había atraído a 31.000 firmas.

Hasta ahora, el Departamento de Estado de EE.UU. no ha respondido a ninguno de los medios de comunicación dominicanos o a LifeSiteNews acerca de los problemas del embajador Brewster, aunque lo respaldaron plenamente cuando su nombramiento inicial fue criticado.