Embajada de USA en Santo Domingo: el centro neurálgico del movimiento LGTB en República Dominicana

Embassador Brewster

USAID y la Embajada de Estados Unidos en la República Dominicana financian la puesta en marcha de la Cámara de Comercio LGBT de la República Dominicana

Mañana, la cámara de comercio LGBT de la República Dominicana será inaugurada en un hotel de lujo en el centro de Santo Domingo. Se trata de una iniciativa que está siendo impulsada en su totalidad por el gobierno de Estados Unidos.

Por medio de un comunicado de prensa enviado a todos los principales medios de comunicacion del pais, la Embajada de los Estados Unidos anunció la iniciativa LGTB.

La Embajada de los Estados Unidos de América, la cámara de comercio de la República Dominicana (CCLGBTRD) y la cámara de comercio de gays y lesbianas de Estados Unidos (NGLCC), bajo los auspicios de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (conocida como USAID por sus siglas en ingles) le invita a cubrir la abertura de la Cámara de Comercio de la República Dominicana LGBT.
El embajador de Estados Unidos en la República Dominicana, Wally Brewster, tiene un largo historial de activismo homosexual, después de haber servido en el comité consultivo nacional de la campaña de derechos humanos (la organizacion LGTB mas importante de los Estados Unidos) durante más de 30 años.

El ahora embajador fue uno de los mejores recaudadores de fondos de campaña del presidente Barack Obama en su reeleccion del 2012, recaudando más de 1 millón de dólares para la campaña del presidente Obama.

Poco después de la eleccion, en 2013, fue recompensado con el puesto de embajador en la República Dominicana, y el mismo día de su nombramiento se “casó” con su pareja homosexual antes de embarcarse en su misión a la República Dominicana.

Nada del camino del embajador Brewster fue casual, como tampoco lo fue su elección de ser embajador al asentamiento europeo más antiguo en las Américas. Santo Domingo, donde se encuentra la embajada de Estados Unidos fue la primera sede del gobierno colonial español en el Nuevo Mundo; el sitio de la primera universidad católica, la primera catedral, el primer monasterio y la primera fortaleza en el Nuevo Mundo.

Con el nombramiento de embajador Brewster y su “marido” homosexual, Santo Domingo también fue el primer lugar en las Américas de ser representado por un embajador de los Estados Unidos que es un hombre “casado” con otro hombre.

En un momento en el que muchos expertos financieros están advirtiendo de una crisis inminente y mientras los Estados Unidos se cava a sí misma una fosa de déficits presupuestarios generacionales casi inimaginables, la USAID está financiando una yihad cultural en contra de los valores tradicionales, que no conoce fronteras nacionales o políticas .

Los líderes religiosos locales han condenado el ataque flagrante del embajador Estadounidense a los valores tradicionales que comparten una gran mayoría de la población de la República Dominicana.

El líder cristiano evangélico Cristóbal Cardozo llamó la yihad LGBT que se libra en su país “un insulto a las buenas costumbres del pueblo dominicano, en un país donde las relaciones homosexuales no son aceptadas legal o moralmente.”

El Arzobispo Nicolás de Jesús López también protestó airadamente diciendo en una ocasión que “el que quiera vivir con otro macho, que se vaya por su cuenta, pero que un Estado se rebaje, se ridiculice, se perverse dando categoría de matrimonio a dos hombres o dos mujeres, jamás lo aceptaré, eso es una vagabundería”. El mismo arzobispo ha declarado que se opondrá a la redefinición del matrimonio “hasta la muerte.”

Activistas pro-familia locales han advertido de que la embajada de los Estados Unidos en la República Dominicana se ha convertido en la sede para el lobby homosexual en la nación, aprovechando el poder económico vital de los Estados Unidos en esta pequeña isla-nación para imponer su anarquía cultural sobre ella.