Más religión y menos gimnasia

Pedro-Sanchez_ECDIMA20151005_0013_23

La apelación laicista del PSOE es un indicador adelantado de su desesperación electoral.

La apelación laicista del PSOE es una serpiente de verano. Las amenazas de la denuncia de los acuerdos con la Santa Sede son recurrentes. Suceden siempre que los socialistas se encuentran preocupaos por su situación electoral.

Creen que es el empujón que necesitan cuando ocurre exactamente lo contrario. Si revisaran el CIS se darían cuenta que el electorado socialista es casi tan católico como el pepero. Es menos español, pero sólo ligeramente menos católico.

Si revisar el CIS les da pereza, basta con que revisen entonces las encuestas que algunos diarios –laicistas militantes- han realizado sobre su propuesta de convertir en una ‘Maria’ la asignatura de religión. El 70% de los 100.000 participantes lo rechazan.

¿Tensión electoral, la cabra tira al monte o ambas? Ciudadanos ha mantenido una posición más inteligente. Aunque también se autocalifican como socialdemócratas, Rivera afirma que los acuerdos no le generan ninguna inquietud. ¿Para que agitar el panal?

La Iglesia anda callada realizando una labor educativa, sanitaria y asistencial literalmente impagable. ¿Para qué incomodar al colchón social que amortigua la grave crisis económica y social?

Por otra parte, la asignatura de religión ya ha sido tocada de muerte con la reforma Wert-Gomendio. Permitir que las CCAA puedan rebajar la carga lectiva a la mitad ha sido la puntilla. Es verdad que quizás las diócesis llevan años de abandono sin velar con mimo por la idoneidad de quienes la imparten. Pero también es verdad que dejarla a la mitad es hacerla desaparecer y mandar al paro a la mitad de sus maestros.

Y eso a pesar de que la asignatura –de oferta obligatoria y demanda voluntaria- es reclamada por más del 70% de los padres. ¿Quién pierde? Los profesores, la asignatura, la Iglesia, pero sobre todo los niños y la cultura. No conocer la religión católica dificulta gravemente entender la historia de España, el arte y hasta la gastronomía. El laicismo militante es así de irracional.

El anzuelo del pescador

El Bárcenas catalán ya está en la cárcel. Ya tardaba. Daniel Osacar entra en la cárcel por el escándalo del 3%, 10 años después de la denuncia de Maragall… El jefe de Obras Públicas de la Generalitat puede ser el siguiente.

Mas quiere casarse con Junqueras. Artur Mas reclama que CDC y ERC concurran conjuntamente a las próximas elecciones generales. ¿Por qué no solucionan antes la gobernabilidad catalana?

Rajoy, el del millón de empleos. El gallego recibe el apoyo del PP europeo: Merckel, Sarkozy, Orban, etc. Se muestra ufano por las cifras de paro: 1.757 empleos diarios, el ‘hacedor’ de un millón de empleos. Pero con menos cotización social. Es decir, empleo más precarizado.

Sánchez, el prestidigitador. Cree que será capaz de aflorar 25.000 millones de euros en la lucha contra el fraude y nuevos impuestos. Para lo primero, tendría que incrementar la dotación de la Agencia Tributaria. Lo segundo es más creíble. Pero, ¿asfixiar a los creadores de empleo es la solución?