La abertura a la vida debe preceder, iluminar y orientar las desiciones de los cónyuges, afirma el arzobispo de Brasilia

Arzobispo Sergio da Rocha

El arzobispo de Brasilia y presidente de la conferencia episcopal brasileña, Sergio da Rocha, aborta un tema polémico, descuidado y algunas veces omitir en la práctica pastoral de la Iglesia en muchas regiones del mundo, especialmente en Europa y América: la abertura a la vida. El prelado brasileño recuerda que ‘la fecundidad matrimonial como intrínseca al amor conyugal’ y esto no se considera, la ‘generatividad’ responsable puede ser entendida e ‘forma calculista’.

Roma | 24 de octubre de 2015 | La abertura a la vida debe preceder, iluminar y orientar las desiciones de los cónyuges en relación al ejercicio de la paternidad responsable, afirmó Sergio da Rocha, arzobispo de Brasília y presidente de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB, por sus siglas en portugués) en una entrevista concedida a Rádio Vaticano.

Señaló que la ‘generativiad’ responsable, “esto es, la transmisión responsable de la vida”, es un tema de capital importancia para responder a la actual crisis del matrimonio y la familia; sin embargo debe ser abordado de forma correcta “para no entenderla de forma calculista, es decir, por el camino más cómodo o fácil”.

“Nuestra manera de tratar este asunto debe ser siempre positiva, entendiendo la fecundidad matrimonial como intrínseca al amor conyugal”, dijo el prelado brasileño en la entrevista divulgada el 19 de octubre pasado.

En el Sínodo “hemos insistido en la importancia de retomar los documentos de la Iglesia, de modo especial la constitución pastoral Gaudium et spes y la encíclica Humanae Vitae, así como la contribución del más reciente Magisterio de la Iglesia, siempre destacando, primeramente, la belleza de la fecundidad matrimonial”, explicó.

Debe destacarse, primero, “la importancia de los cónyuges, juntos, asumir esta tarea de la transmisión responsable de la vida. No es sólo responsabilidad de uno, sino de ambos, de común acuerdo, con esfuerzo común”.

Y a la par, “la importancia de la abertura incondicional a la vida, es decir, la abertura de los esposos a la vida precede y orienta la elección de los métodos [para el espaciar los hijos cuando un discernimiento serio lo indique necesario]. La abertura a la vida precede, ilumina y orienta las desiciones de los cónyuges”.

Para Da Rocha, la vivencia de la paternidad responsable en esta perspectiva, que es la de Iglesia, llevará a realizar la propia esencia del matrimonio: “una íntima comunidad conyugal de vida y amor” entre un hombre y una mujer. “Deseamos que en el ejercicio de la paternidad y de la maternidad responsable los esposos puedan, realmente, realizar cada vez más esta íntima comunidad de vida y amor”.

El obispo brasileño afirmó que este tema, muchas veces descuidado y hasta omitido, debe ser considerado atentamente en el trabajo pastoral. “Es muy importante que este tema continue siendo abordado y profundizando tanto como sea posible en cada circunstancia […] no solo en la preparación para el matrimonio, sino, también, en el acompañamiento y en la orientación de los esposos, en diálogo con ellos”.

De acuerdo con las informaciones de Raio Vaticana este tema fue presentado por Don Sergio da Rocha, durante la última semana de trabajos del Sínodo, tanto en la reunión plenaria como en uno de los ‘círculos menores’ de lengua española y portuguesa.

NotiFam