Senado brasileño tramita un nuevo Código Penal que legaliza el aborto y criminaliza la ‘homofóbia’

reforma-codigo-penal-brasileiro-1

El nuevo código abre las puertas al aborto en el país y censura la liberta de expresión al criminalizar cualquier posicionamiento contrario a la homosexualidad.

El Senado brasileño tramita un proyecto de ley que instituirá un nuevo Código Penal en el país que, entre otros cambios, determina que no puede tipificarse como “crimen de aborto” el asesinato de nascituros si el médico juzga que la vida o la salud de la madre esta en riesgo.

El texto también suprime la criminalización de la venta de drogas abortivas y considera legal el infanticidio indígena en función del “respeto” a las tradiciones culturales de los pueblos autóctonos. Además, considera como crimen de “homofóbia'” cualquier manifestación contraria a la homosexualidad, limitando de hecho la liberta de consciencia y expresión.

El proyecto fue elaborado por un grupo de juristas y presentado al Senado en junio de 2012, recibiendo inmediatamente severas críticas de parte de especialistas y de algunos sectores de la sociedad que consideraron como aberrantes algunas de sus propuestas.

La iniciativa posibilita el cultivo y porte de drogas para consumo personal, posibilita la aplicación de pena de muerte por parte de comunidades indígenas, descriminaliza el terrorismo si tiene como móbil “causas sociales”, permite la producción y uso de minas terrestres, elimina la criminalización de actos obscenos en lugares públicos e induce de forma transversal la ideología de género.

El gobierno federal y su base aliada en el Congreso ha colocado presión al proceso de discusiones del nuevo código, limitando los plazos para el estudio del texto. Por ejemplo, dando dos días a los legisladores para el estudio de modificaciones a un documento que aborda cuestiones de gran importancia y que afectarán la vida de 200 millones de brasileños.

En éste momento el proyecto se encuentra para ser votado en la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía del Senado. Por presión de la base aliada al gobierno el nuevo código sería votado hoy, pero la votación fue aplazada gracias a la presión ciudadana veiculada por la plataforma Citizen Go que consiguió 20 mil firmas solicitando un plazo mayor para que los senadores estudiaran la materia y presentaran pareceres más cuidados.

Ahora el texto será votado en fecha aún no definida en 2015.

[-Notifam]