Según genetista, bebés nacidos de fecundación in vitro tienen hasta 10 veces más probabilidades de sufrir enfermedades genéticas poco habituales

Jeremy Kryn

TORONTO, CANADÁ, 11 de octubre 2011 (Notifam) – Los bebés que nacen a partir de la fertilización in vitro/FIV tienen hasta 10 veces más probabilidades de sufrir trastornos genéticos raros, según una genetista pro-FIV. En un discurso ante la Sociedad Canadiense de Fertilidad y Andrología, la genetista Rosanna Weksberg, de la Universidad de Toronto, pidió más estudios sobre el vínculo entre el tratamiento de fertilidad y ciertos trastornos genéticos poco frecuentes.

Según el periódico The Financial Post, ella dijo que “estamos viendo un aumento significativo en el riesgo”. “El mensaje más importante es… necesitamos un estudio de seguimiento”.

Weksberg dijo que en su clínica genética ya está viendo a muchos niños nacidos de FIV con raros desórdenes genéticos. Entre ellos hay niños con el síndrome de Beckwith-Wiedemann y el síndrome de Angelman. 

El síndrome de Beckwith-Wiedemann se presenta en uno de cada 1.300 niños nacidos por tratamientos de fertilidad, en comparación con uno en 13.000 en la población en general, según Weksberg. Este síndrome provoca síntomas tales como miembros de tamaño desigual, un agrandamiento de la lengua y un alto riesgo de tumores en los riñones.

El síndrome de Angelman se presenta en uno de cada 1.500 niños nacidos por tratamientos de fertilidad, en comparación con uno de cada 15.000 en la población en general. Este síndrome causa retraso mental grave y deterioro del habla.

Además de estas condiciones genéticas, existe evidencia de una mayor probabilidad que un bebé nazca con poco peso, y la investigación también ha sugerido un mayor riesgo de autismo, según informa la Post.

La causa exacta de los problemas genéticos es probablemente una combinación de problemas genéticos de infertilidad de los padres biológicos y los tratamientos mismos, según Weksberg.

Weksberg dice que le gustaría colaborar con las clínicas de fertilidad para estudiar poblaciones más grandes de niños nacidos por tratamientos de fertilidad, pero no ha sido capaz de encontrar a alguien dispuesto a trabajar con ella.

La Post informó que hubo una aparente falta de interés de la audiencia de Weksberg por su discurso, lo cual Weksberg describió como “muy revelador”. 

Según un estudio de Francia 2010 – el mayor realizado sobre el tema – las tecnologías de reproducción asistida duplican el riesgo de deformidad de un bebé. El estudio encontró que más del 4% de los niños nacidos por tratamientos de fertilidad tenían algún tipo de deformidad congénita, en comparación con la tasa en la población en general de entre el 2% y 3%.

La Autoridad de Fertilización Humana y Embriología del gobierno británico advirtió en el 2009 que los bebés FIV tienen un riesgo 30% mayor de anomalía genética.

La evidencia presentada en un simposio celebrado en Melbourne en el 2003 mostró que ciertas técnicas de fertilización in vitro pueden transmitirse a defectos de nacimiento, tales como “genitales ambiguos”, cuando los padres poseen espermatozoides defectuosos.

Versión original en inglés en http://www.lifesitenews.com/news/ivf-babies-up-to-10-times-more-likely-to-suffer-rare-genetic-disorders-gene

Traducción por José Arturo Quarracino