Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos distribuye documento clave que promete renovación de la lucha contra la pobreza, a través de un organismo plagado de escándalos

Patrick B. Craine

WASHINGTON, DC, 26 de octubre de 2010 (Notifam) – Catorce meses después que estallara el escándalo de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano (CCDH) sobre su financiación de grupos que promueven el aborto, el “matrimonio” del mismo sexo y la anticoncepción, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos ha dado a conocer una revisión detallada de su organización doméstica de lucha contra la pobreza, a la que se intenta renovar.

El obispo Roger Morin, de Biloxi, Mississippi, presidente del Subcomité de los obispos de Estados Unidos para la CCDH, dice que el informe no acepta “negocios como algo usual” ni abandona el enfoque de CCDH de servir a los pobres.

El documento-revisión de 15 páginas, distribuido el martes, “reafirma los fundamentos católicos y la prioridad por los pobres de CCDH”, dijo el obispo. “También responde a las preocupaciones sobre las políticas de financiación de la CCDH y plantea 10 compromisos para fortalecer la CCDH como una expresión fiel y eficaz de la enseñanza católica y del mandato evangélico de defender la vida y la dignidad de los que son pobres en nuestra nación”.

Uno de los compromisos claves es establecer un comité de revisión que recibirá las quejas sobre las actividades de los concesionarios y decidirá si determinadas subvenciones deben ser retiradas. También se han comprometido a elaborar directrices específicas respecto a la financiación de los grupos que forman parte de las coaliciones que actúan conflictivamente respecto a la fundamental enseñanza católica en lo moral y social.

Ellos planean, además, fortalecer la identidad católica de la CCDH, dando una mayor prioridad a las subvenciones para las organizaciones que tienen una fuerte participación en las parroquias e instituciones católicas. Además, las solicitudes de subvención serán mejoradas para explicar mejor el compromiso de la CCDH con la enseñanza católica en lo social y moral.

Desde el pasado otoño, la organización se ha visto envuelta en una controversia sobre sus prácticas de financiación, cuando el Ministerio de la Verdad Bellarmino (MVB), con sede en Texas, comenzó a publicar informes con evidencias que numerosos concesionarios de la CCDH están involucrados en la promoción del aborto, del “matrimonio” del mismo sexo y la anticoncepción, entre otras cosas.

Pese a que la CCDH reaccionó desfinanciando a varios de los grupos, muchos católicos preocupados estuvieron insatisfechos con la respuesta. Una cierta cantidad de grupos pro-vida – incluyendo al MVB, a la Liga Americana para la Vida y a Vida Humana Internacional -, formaron una coalición llamada Reforma de la CCDH Ahora (RCN, por sus siglas en inglés) para convocar a un boicot de la colecta nacional de noviembre del año pasado. Reforma de la CCDH Ahora argumentó que respaldar a la CCDH mientras continúa financiando grupos que defienden prácticas contrarias a la fe católica constituye complicidad en esas prácticas.

A raíz de de los informes de Reforma de la CCDH Ahora sobre las prácticas de financiamiento de la CCHD, diez obispos optaron por no recibir la colecta y varios otros hicieron llamados públicos para reformar la CCHD.

Rob Gaspar, de Reforma de la CCDH Ahora, fundador de MVB, calificó el documento de revisión de la CCHD de “un paso positivo hacia delante”. “Si se implementa enérgicamente, esperamos ver una mejora general en sus prácticas de financiamiento”, explicó. “Queda por ver si la CCDD será capaz o no de implementar con eficacia estas reformas. Vamos a tener una idea mucho mejor una vez que se conozca el listado de las subvenciones 2010”.

Gaspar señaló, sin embargo, que es poco probable que la CCDH dé a conocer la lista de concesionarios 2010, antes de la colecta nacional del 21 de noviembre.

“En efecto, se les está pidiendo a los católicos que hagan contribuciones sin saber exactamente quién va a recibir esos fondos”, dijo. “Tal vez la CCDH pueda considerar retrasar la colecta hasta que se alcance para este año una total transparencia”.

Gaspar también criticó la pretensión repetida con frecuencia de la CCDH que el año pasado sólo se le quitó la subvención a cinco de los 270 beneficiarios, señalando que la propia CCDH detalla seis (Proyecto Rebecca para los Derechos Humanos, la Asociación Progresista China, Jóvenes Trabajadores Unidos, la CAN, la Red de Acción Comunitaria Washington, y la Preble Street).

“La Coalición Reforma de la CCHD Ahora dio a conocer un informe detallado que enumera 67 concesionarios que o bien estuvieron promocionando directamente prácticas contrarias a la enseñanza de la Iglesia, o participaron con coaliciones o foros que tienen como objetivo primero la promoción del aborto, de los anticonceptivos o del ‘matrimonio’ homosexual”, dijo Gasper.

“Esperamos que la CCDH exponga al público estos resultados, en lugar de recaer en la afirmación que sólo a 5 concesionarios se les ha retirado la subvención”.

El documento de revisión fue aprobado en setiembre por el Comité Administrativo de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, y va a ser debatido en su asamblea general que se celebrará del 15 al 18 de noviembre.

Versión original en inglés en http://www.lifesitenews.com/ldn/2010/oct/10102607.html